Día mundial contra la Hepatitis

Día mundial contra la Hepatitis

...

"22/07/2019"


ELIMINE LA HEPATITIS!!!

La eliminación de la hepatitis viral ha pasado a ocupar un lugar muy importante. En la 69ª Asamblea Mundial de Salud en Ginebra, 194 gobiernos adoptaron la Estrategia Mundial contra la Hepatitis Viral de la OMS, la cual tiene el objetivo de eliminar las hepatitis B y C en los próximos 13 años.

En el Día Mundial de la Hepatitis, el 28 de julio, hacemos un llamado a las personas de todo el mundo para que tomen medidas y creen conciencia para encontrar a los "millones desaparecidos".

Encuentra los Millones Desaparecidos

En el marco de este lema se preveen acciones preventivas basadas en el conocimiento de la enfermedad y su diagnóstico precoz para mejorar la calidad de vida.

Podemos saber si tuvimos o tenemos hepatitis con solo hacernos unas pruebas de laboratorio. 

Conoce las hepatitis — ¿estás en riesgo?

  • Las hepatitis víricas afectan a 400 millones de personas en el mundo y, dada la magnitud de la epidemia, todos estamos en riesgo.

Conoce las hepatitis — hazte pruebas

  • Se estima que el 95% de las personas con hepatitis no saben que están infectadas. Las pruebas para detectarlas son complejas y pueden ser caras; además, la capacidad de laboratorio es reducida en muchos países.
  • No obstante, podemos mediante prácticas de laboratorio conocer si cursamos hepatitis o tuvimos en algún momento esa enfermedad.

Conoce las hepatitis — busca tratamiento

  • Más del 90% de las personas con hepatitis C pueden curarse completamente en un plazo de 3 a 6 meses.
  • El tratamiento apropiado de las hepatitis B y C puede evitar la aparición de las graves complicaciones, potencialmente mortales, de las hepatopatías crónicas: la cirrosis y el cáncer de hígado.
  • En opinión de la OMS, la ampliación del tratamiento permitirá salvar 7 millones de vidas entre 2015 y 2030, con los consiguientes beneficios económicos para las comunidades.

Conoce las hepatitis — Prevení su contagio

  • Usa preservativos
  • Vacunate contra la hepatitis B
  • Evita contacto con sangre contaminada
  • Tatuate usando elementos esterilizados

Conoce las hepatitis — Te contamos sobre ellas

HEPATITIS A

  • La hepatitis A es una virosis hepática que puede causar enfermedad moderada a grave.
  • Ésta se transmite principalmente cuando una persona no infectada (y no vacunada) come o bebe algo contaminado por heces de una persona infectada por ese virus. La enfermedad está estrechamente asociada a la falta de agua salubre, un saneamiento deficiente y una mala higiene personal.
  • La hepatitis A se asocia a falta de agua salubre y a un saneamiento deficiente.
  • Las mejoras del saneamiento y la vacuna contra la hepatitis A son las medidas más eficaces para combatir la enfermedad.

HEPATITIS B

  • La hepatitis B es una infección vírica del hígado que puede dar lugar tanto a un cuadro agudo como a una enfermedad crónica.
  • El virus se transmite por contacto con la sangre u otros líquidos corporales de una persona infectada.
  • Se estima que hay 240 millones de personas que padecen infección crónica por el virus de la hepatitis B definidas como positivas al antígeno superficial del virus de la hepatitis B durante al menos seis meses).
  • La hepatitis B representa un importante riesgo laboral para los profesionales sanitarios.
  • La hepatitis B es prevenible con la vacuna actualmente disponible, que es segura y eficaz.

HEPATITIS C

  • La hepatitis C es una enfermedad del hígado causada por el virus del mismo nombre; ese virus puede causar una infección, tanto aguda como crónica, cuya gravedad varía entre una dolencia leve que dura algunas semanas, y una enfermedad grave de por vida.
  • El virus de la hepatitis C se transmite a través de la sangre, y las causas de infección más comunes son las prácticas de inyección poco seguras, la esterilización inapropiada de equipo médico y la transfusión de sangre y productos sanguíneos sin analizar.
  • Un número considerable de esas personas con infección crónica desarrollarán cirrosis o cáncer de hígado.

Imagen relacionada

FUENTE: OMS/OPS/MINISTERIO DE SALUD DE LA NACION